Extracto de la normativa:

     7.1. El Cliente que es el Consumidor a la vez y que ha firmado el Contrato de compraventa o el contrato de prestación de Servicio electrónico, puede renunciarlo sin dar razones, enviando una declaración por escrito en el plazo de diez días. Para cumplir con la fecha límite, debe enviar la declaración antes de que expire la fecha. El Consumidor tendrá derecho de enviar la declaración de renunciar el contrato a la siguiente dirección: c/ Fun with Mum Sp. z o.o. Bruszewska 28, 03-046 Varsovia, Polonia

    7.2. El período de diez días, en el que el Consumidor podrá rescindir el Contrato de compraventa o el contrato de prestación de Servicio electrónico, se cuenta a partir de la fecha de proporcionar el Producto si se trata del Contrato de compraventa o si el contrato se refiere a la prestación de Servicio electrónico – a partir de la fecha de su firma.

    7.3. En el caso de renunciar el Contrato de compraventa o el contrato de prestación de Servicio electrónico se los considerará nulos y el Cliente se liberará de toda obligación. Las prestaciones de las dos Partes se devolverán inalteradas, a menos que el cambio en la gestión fue necesario. El reembolso debe tener lugar inmediatamente, dentro de diez días a más tardar. Si el Consumidor ha realizado cualquier pago por adelantado, se le deben los intereses legales contados desde la fecha de realizar el prepago.

    7.4. El Vendedor devolverá el dinero a la cuenta bancaria indicada por el Consumidor o de otra forma señalada por el Consumidor.

    7.5. No se le confiere al Consumidor el derecho de renunciar el contrato a distancia en los siguientes casos: – cuando la prestación de servicios se inició, con el permiso del Consumidor, antes de la caducación de la fecha mencionada en el párrafo 7.1 y 7.2; – cuando los embalajes originales de las grabaciones audio y visuales y las grabadas en soportes de datos se han eliminado por el consumidor; – cuando los contratos correspondientes a servicios contiene el precio o remuneración que depende exclusivamente de los movimientos de precios en el mercado financiero; – si se trata de las prestaciones cuyas propiedades son definidas por el consumidor en el momento de colocar su pedido, o se relacionan estrechamente con el consumidor mismo; – cuando se trata de los servicios que por su naturaleza no pueden ser devueltos o cuyo sujeto es perecedero; – cuando se proporciona la prensa; – cuando se trata de los servicios en el sector de los juegos de azar.